Nuevo Portfolio web!

Nuevo Portfolio web!

¡Hola a todos! En estos momentos estoy trabajando en mi nuevo portfolio para que podáis navegar de una manera más cómoda por mis fotografías.

Os agradezco enormemente vuestra paciencia y espero que el resultado final sea el que esperáis.

Mientras tanto, no olvidéis seguidme por las redes sociales de Facebook, Instagram y Tumblr donde veréis más actividad.

Os espero pronto por aquí MAXOLAND photo

Anuncios
Al Amanecer

Al Amanecer

Qué bonito es soñar… o estar dormido.

“Amanece y te despiertas, pero tus ojos se resisten y sigues queriendo el roce de la manta en una mañana fría de invierno. Buscas entre las sábanas esperando encontrar esa persona que te de los “Buenos días”… pero a los pocos segundos caes en la cuenta de que vuelves a amanecer solo. Con los ojos medio abiertos buscas en la mesilla tus gafas para ver cómo empieza el nuevo día.

Pero supones que será como los demás. Es un día como los demás.

Día 23: Monotonía monocromática”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Feeling good.

Feeling good.

El surf no es solo una disciplina deportiva. Es una conexión con la naturaleza, cuando la surfeas, cuando te rodea una ola en un tubo, cuando sientes la corriente y cómo te arrastra…

Me hace sentir viva y a la vez insignificante. Todo el orgullo y el ego que pueda tener se desvanece, porque para el océano no eres más que otro pedazo de algo dentro de él.

Pero te crece el amor propio, porque quieres pasar un buen rato en el agua y quieres surfear buenas olas, ahí es cuando renace el espíritu de superación y luchas contra la corriente y las olas cerradas para pasar la rompiente. Es entonces cuando te cambia el chip y te conviertes en persona previsora y decisiva, no vale ir a por cualquier ola porque gastas energías innecesariamente. ¡Atención! La serie de olas se acerca y has visto la que puede ser una opción, es entonces cuando te nace la adrenalina y tu cuerpo se dispone a dar lo mejor de sí, es una buena ola, y remas y remas con todas tus fuerzas hasta que ves que acompañas a la ola. Es el momento, tienes que levantarte y… disfrutar.

Déjate llevar por la velocidad de la ola, escucha cómo ruge detrás de ti cuando rompe, tócala con la mano y acaricia la masa de agua que está a tu izquierda y te supera una cabeza. Es el momento que has estado esperando y la satisfacción te recorre el cuerpo hasta llegar a tu boca y esbozar una sonrisa de oreja a oreja. Ha sido solo unos pocos segundos, pero sin duda… mereció la pena.

_DSC0208 96